Mis Rincones Favoritos

domingo, 21 de octubre de 2012

Wild,Wild... Series

Me han gustado muchos, otros los detesto... Me refiero a los Westerns por supuesto, no podría citar los miles de títulos que han hecho del género un espectáculo único y especial, con el olor de la pólvora flotando en el ambiente, el tío duro, el cobarde, el traidor, la chica guapa... con cowboys alejándose en el horizonte tarareando canciones tristes... y todos esos  tópicos que tan bien conocemos, pero últimamente han surgido varias series que creo merecen ser mencionadas y recomendadas.


DEADWOOD
¡Deadwood te enganchará con el primer capítulo!. Con un excepcional reparto acierta plenamente  como suele ser habitual con todas las producciones de HBO, nos muestra la vida de un pueblo que permanece fuera de la jurisdicción de los Estados Unidos de América, en plena fiebre del oro. Su impecable ambientación, vestuario y decorados nos transportan con fidelidad al día a día de unos personajes que transmiten realismo, ya que se alejan de los estereotipos fijados: los buenos nos son tan buenos... y los malos  tampoco son tan malvados: De allí surge el nacimiento de una ciudad fronteriza, así como la implacable lucha por el poder y la codicia.  Destacaría la actuación de Ian McShane y Timothy Oliphant...



HELL ON WHEELS
El argumento de esta serie no difiere mucho a tantos otros que conocemos, pero igualmente creo que merece ser mencionada: la trama se ubica en 1870 tras el término de la Guerra de Secesión y se centra en Cullen Bohannom, un ex soldado confederado que busca venganza contra los combatientes de la Unión que mataron a su esposa. Su búsqueda lo lleva al Oeste hasta el asentamiento itinerante conocido como Hell on Wheels, en Nebraska, donde se construye el Primer ferrocarril transcontinental de Estados Unidos, no obstante todo se irá complicando con la aparición de las tribus indias que quieren evitar la invasión de sus tierras..



HATFIELDS AND McCOYS
Basado en hechos reales, esta miniserie de seis horas nos narra el irresoluble conflicto entre dos familias durante la Guerra de Secesión Americana. Kevin Coster interpreta al patriarca de una de las familias cuyo enfrentamiento está a punto de provocar un conflicto internacional, salpicada de momentos realmente románticos y trágicos que hacen de la historia una producción sólida y bien rodada, demasiado ajustada a la realidad sucedida.. con eso lo digo todo, ya que todos sabemos como acaban las disputas entre familias "armadas"...
 



COOPER
Definiría esta serie como la perla de la temporada, me tiene absolutamente asombrada!. Ambientada en Nueva York en 1860, se centra en el personaje de Kevin Corcoran ( Tom Weston-Jones), un tosco policía de origen  irlandés que trabaja en el oscuro barrio de Five Points. Corky, (así le apodan) lucha por mantener sus principios morales en un mundo turbulento mientras vive  en una búsqueda desesperada y permanente por averiguar la verdad sobre la desaparición de su mujer y la muerte de su pequeña hija. Sin ser una producción con grandes pretensiones se ha llevado al público a su huerto, así que es una buena opción para esos momentos en los que te apetece ver algo distinto, ¡no te vas a arrepentir!


Y con Cooper finalizo mi recomendación de series sobre pioneros, chicos duros, vencedores y vencidos en batallas antigüas ( ¡y "mú" guapos, las cosas como son!), pistolas en mano, polis buenos aunque pelín salvajes, damas de dudosa reputación, amigos traidores, calles sucias, pueblos perdidos en la wild, wild América, que siempre nos cuenta sus aventuras...

"No existen los héroes, sólo existen en un mundo de fantasía" ( Tom Weston-Jones)



jueves, 11 de octubre de 2012

Cuando llega el Ocaso...



CLARA BOW (1905- 1965)
Cedo mi trono con gran placer a cualquier aspirante que sea pertinaz y no sucumba bajo el peso de esta corona, mi reino se apaga ante la mirada atónita de cientos de cuervos anhelando robar los brillos fugaces de espejismos pasados. La lozanía del rostro me abandona en un viaje sin retorno, huyendo de los quejidos que brotan de mis pupilas al contemplar la imagen que el espejo me devuelve.
NITA NALDI  (1897-1961)
 Las fotografías de la pared, amarillas, sujetas por chinchetas oxidadas, me  contemplan irónicas y estáticas. La estrella aclamada permanece en un duermevela interrumpido por los pasos crujientes e imaginarios que suenan sobre las tablas apolilladas del apartamento, negando el olvido.
ALLA NAZIMOVA (1879-1945)
De pronto ya no agonizo, alzo el   mentón, maquillo mi rostro para ocultar las sombras y  resucito a la diva que absorbía las miradas. Me enfrento al destino sin la protección de los abrazos cínicos que me alimentaban con adulaciones y presagios gloriosos, ya han hallado una nueva criatura a la que devorar.
THEDA BARA (1885-1955)
El acomodador me indica el pasillo mientras la imagen de la pantalla sonríe con ingenuidad  y un espectador en otra fila de butacas suspira de aburrimiento, toma su abrigo y sale de la sala en la que me hallo, mirándome incrédula por los recuerdos que se agolpan en un baúl cerrado de la memoria...
LOUISE BROOKS (1906- 1985)
...aquella escena nunca fue mi preferida, nunca sonrío sin una botella de vodka al lado, es mi mejor amante y la mantengo como hice con tantos otros que juraron amarme y se deslizaron por mi piel dejando cicatrices cada vez más profundas y difíciles de ocultar.
BETTY COMPSOM (1897-1974)
Me he quedado dormida y la proyección ha terminado, una muchacha se aleja en el horizonte con el cabello flotando, me mira unos segundos y susurra “espérame” mientras un escalofrío recorre mi espalda. Asiento con la cabeza y esta vez sonrío con facilidad al joven que amablemente se dirige a mí como ha de hacerse con los ancianos respetables, le digo “esa era yo, esa soy yo” y lo dejo boquiabierto...
GLORIA SWANSON (1899- 1983)
...me marcho apoyada en el bastón de ébano que un príncipe africano me regaló entre los muros de su palacio, dejando atrás mi reino, decidida a esperar a la muchacha que un día perdí para siempre bajo los disfraces de la maquinaria que me creó para consumirme y olvidarme arrancándome el alma a pedazos.
MABEL NORMAND (1895-1930)
 Sí, ahora estoy segura, abdico, cedo mi trono y me reencuentro sin lágrimas con la fugacidad del presente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...