Mis Rincones Favoritos

sábado, 29 de junio de 2013

CARTAS INOLVIDABLES



Las cartas. Esos renglones torcidos en ocasiones, fluidos o apasionados, tiernos o despechados, amables y cariñosos o pedacitos de alma impresos en papel que el tiempo perpetúa en cajones olvidados…Hoy quiero recordar simplemente un par de ellas que traspasaron un pedacito de mi corazón, a través de una historia reflejada en esa magia que se llama cine.





PERSUASIÓN
No puedo  seguir escuchando en silencio. Debo hablarle con los medios que tengo a mi alcance. Lo que dice me traspasa el alma. Vivo mitad en la agonía, mitad en la esperanza. No me diga que llego demasiado tarde, que se  han perdido esos preciosos sentimientos para siempre. Le ofrezco mi ser otra vez con el corazón más rendido que cuando casi lo destrozó hace ocho años y medio. No diga que el hombre olvida  antes que la mujer, que su amor muere más pronto. Puedo haber sido injusto, he sido rencoroso y débil; pero jamás inconstante. Sólo usted es el motivo de que yo haya venido a Bath . Sólo por usted pienso y hago proyectos. ¿Acaso no lo ve? ¿No ha comprendido mis deseos? No habría esperado siquiera estos diez días, de haber sabido cuáles eran sus sentimientos, como creo que debe usted adivinado los míos. Apenas puedo escribir; a cada instante oigo algo que me anonada. Noto que baja la voz, pero sé distinguir esos acentos que se perderían para otros. ¡Dulce y angelical criatura! Veo que nos hace justicia. Crea que existe la constancia y el amor verdadero entre los hombres. Crea que son muy fervientes, muy constantes en
                                                                                                                                                                 F.W.

Debo irme sin conocer mi destino; pero volveré aquí, o acudiré a su velada, en cuanto me sea posible. Una palabra, una mirada serán suficientes para decidir si puedo entrar en casa de su padre esta noche, o nunca.

SILK
Mi estimado Señor;
No temas. No te muevas. No hables. Sigue así donde estas, quiero mirarte, yo te he mirado mucho pero no eras para mí, ahora eres para mí, no te acerques, te lo ruego, quédate dónde estás, tenemos una noche para nosotros, y yo quiero mirarte, nunca te he visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos... te lo ruego, no abras los ojos si te es posible... son tan bellas tus manos, he soñado con ellas tantas veces, ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así, te lo ruego, continúa, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate, amado señor mío... No abras los ojos, todavía no, no debes tener miedo, estoy cerca de ti, ¿me sientes?, estoy aquí, te puedo rozar, esto es seda, ¿la sientes?, es la seda de mi vestido, no abras los ojos y tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toque por primera vez será con mis labios, tú no sabrás dónde, de repente sentirás el calor de mis labios sobre de ti, no puedes saber dónde si no abres los ojos, no los abras, sentirás mi boca donde no sabes, de repente, tal vez sea en tus ojos, apoyaré mi boca sobre los párpados y las pestañas, sentirás entrar el calor en tu cabeza, y mis labios en tus ojos... hasta que al final te bese en el corazón, porque te deseo, morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te deseo, y con el corazón entre mis labios tú serás mío de verdad, con mi boca en el corazón tú serás mío para siempre, si no me crees abre los ojos, amado señor mío, y mírame, soy yo, quién podrá borrar este instante que sucede, y este cuerpo mío ya sin seda, tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran... tu lengua sobre mis labios, tú que deslizas debajo de mí, aferras mis caderas, me levantas, dejas que me deslice sobre (ti)... despacio, quién podrá borrar esto, tú dentro de mí moviéndote lentamente, tus manos en mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz, te mueves lentamente pero hasta hacerme daño, mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo, tu espalda que me alza, tus brazos que no dejan que me marche, los golpes dentro de mí, es violencia dulce, veo tus ojos que buscan en los míos, quieren saber hasta dónde hacerme daño, hasta donde tú quieras, amado señor mío, no hay final, no acabará, ¿lo ves?, nadie podrá borrar este instante que sucede, para siempre echarás la cabeza hacia atrás, gritando, para siempre cerraré los ojos separando las lágrimas de mis pestañas, mi voz dentro de la tuya, tu violencia que me tiene aferrada, no queda tiempo para huir ni fuerza para resistirse, tenía que ser este instante, y este instante es, créeme, amado señor mío, este instante existirá, de ahora en adelante, existirá, hasta el final.


ORGULLO Y PREJUICIO
No se alarme, señorita, al recibir esta carta, ni crea que voy a repetir en ella mis sentimientos o a renovar las proposiciones que tanto le molestaron anoche. Escribo sin ninguna intención de afligirla ni de humillarme yo insistiendo en unos deseos que, para la felicidad de ambos, no pueden olvidarse tan fácilmente; el esfuerzo de redactar y de leer esta carta podía haber sido evitado si mi modo de ser no me obligase a escribirla y a que usted la lea. Por lo tanto, perdóneme que tome la libertad de solicitar su atención; aunque ya sé que habrá de concedérmela de mala gana, se lo pido en justicia. Ayer me acusó usted de dos ofensas de naturaleza muy diversa y de muy distinta magnitud. La primera fue el haber separado al señor Bingley de su hermana, sin consideración a los sentimientos de ambos; y el otro que, a pesar de determinados derechos y haciendo caso omiso del honor y de la humanidad, arruiné la prosperidad inmediata y destruí el futuro del señor Wickham. Haber abandonado despiadada e intencionadamente al compañero de mi juventud y al favorito de mi padre, a un joven que casi no tenía más porvenir que el de nuestra rectoría y que había sido educado para su ejercicio, sería una depravación que no podría compararse con la separación de dos jóvenes cuyo afecto había sido fruto de tan sólo unas pocas semanas. Pero espero que retire usted la severa censura que tan abiertamente me dirigió anoche, cuando haya leído la siguiente relación de mis actos con respecto a estas dos circunstancias y sus motivos. Si en la explicación que no puedo menos que dar, me veo obligado a expresar sentimientos que la ofendan, sólo puedo decir que lo lamento. Hay que someterse a la necesidad y cualquier disculpa sería absurda...... Puede que se pregunte por qué no se lo conté todo anoche, pero entonces no era dueño de mí mismo y no sabía qué podía o debía revelarle. Sobre la verdad de todo lo que le he narrado, puedo apelar al testimonio del coronel Fitzwilliam, quien, por nuestro estrecho parentesco y constante trato, y aún más por ser uno de los albaceas del testamento de mi padre, ha tenido que enterarse forzosamente de todo lo sucedido. Si el odio que le inspiro invalidase mis aseveraciones, puede usted consultar con mi primo, contra quien no tendrá usted ningún motivo de desconfianza; y para que ello sea posible, intentaré encontrar la oportunidad de hacer llegar a sus manos esta carta, en la misma mañana de hoy. Sólo me queda añadir: Que Dios la bendiga. Fitzwilliam Darcy

THE NOTEBOOK


INMORTAL BELOVED
Incluso cuando estoy en cama mis pensamientos van a hacia ti, mi eternamente querida, ahora y entonces alegremente, después otra vez tristemente, esperando para saber si el Destino oirá nuestra plegaria, para hacer frente a vida que debo vivir en conjunto contigo o nunca verte.Sí, estoy resuelto a ser un extranjero vagabundo hasta que pueda volar a tus brazos y decir que he encontrado mi hogar verdadero con usted y envuelto en tus brazos puedo dejar que mi alma flote hasta el reino de almas bendecidos. Ay! desafortunadamente debe ser así. Debes estar tranquila, tanto más pues sabes que te soy fiel; ninguna otra mujer podrá nunca poseer mi corazón, nunca, nunca.Oh Dios, por qué debe uno ser separado de aquella que le es tan querida. Para más, mi vida en Viena es actualmente desgraciada.Tu amor me ha hecho el más feliz y el más infeliz de los mortales. A mi edad necesito estabilidad y regularidad en mi vida, puede esto coexistir con nuestra relación?.Ángel, acabo de oír que va el correo cada día, y por lo tanto debo cerrar ésta, de modo que puedas recibirla la inmediatamente. Mantente tranquila; solamente al considerar tranquilamente nuestras vidas podremos alcanzar nuestro propósito de vivir juntos. Mantente tranquila, amame, hoy, ayer. Qué nostalgia llena de lágrimas por tí, por tí, por tí, mi vida, mi todo. Todos los buenos deseos a ti. Oh, continúa amándome, nunca juzgues mal el corazón fiel de tu amado.
Siempre tuyo

Siempre mía

Siempre de ambos

























13 comentarios:

  1. ¡¡¡Vaya cartitas que me has puesto!!! Ves sacando los kleenex que vamos te lleno el blog de lagrimones...snif, snif...
    Todas tienen un encanto especial aunque la de Noah...¡Ay! Pero la de Wentworth y esa carita de corderito cuando le dice donde está...¡No tengo palabras!
    Son su permiso, miss Beth, yo pondría una más que me parte el corazón cada vez que la veo: Carta de una desconocida...https://www.youtube.com/watch?v=8PSnfZSfwf8

    ¡Feliz semana!Muakkkkkkkkkkk...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noe, me he dejado "¡pila!" en el tintero, pero ya sabes cuánto me gusta coleccionarlas, así que no prometo no repetir entrada...besis!

      Eliminar
  2. Menuda selección de cartas! Todas maravillosas, aunque sólo conocía la de Wentworth y la de Darcy..:)
    Sin duda grandes momentos en la novela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Elena, hay tantas cartas preciosas (de pelis y de novelas y algunas reales que han pasado a la historia) que no he podido ponerlas todas... un abrazo!

      Eliminar
  3. Beth, una selección extraordinaria de cartas. Son muy diferentes entre sí y esto las hace más atractivas. La más intensa, erótica y que se escribe jugando con el propio cuerpo es la de Silk, ¡qué duda cabe! Es extraño que mientras el amante trata de restañar viejas heridas, con la suavidad que caracteriza a quienes han cometido errores, ella le contesta con una explosiva "cartasex" impregnada de deseo y rechazo, de sueños que repudian las caricias reales, instigaciones a excitación personal y no compartida porque sus atribulados pensamientos son más exaltados de esta forma y más ¿inocentes o discretos? La carta en el coche es muy importante porque es de las que expresas al inicio de la publicación: de las que "...el tiempo perpetúa en cajones olvidados..."
    Querida amiga Beth, me has hecho pasar un tiempo muy especial leyendo estas cartas y sabiendo que te agrada este medio comunicativo. Es una publicación excelente.

    Un fuerte abrazo, querida Beth.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leerte amigo Antonio,y percibir tu especial sensibilidad, que me conmueve.. ¡no sabes cuánto! gracias por pasarte y dedicar un rato a "mis cosas" un abrazo muy grande!

      Eliminar
  4. Qué selección de cartas! De las mejores! Esas que nos traen recuerdos instantáneos de cuando las leímos por primera vez y las emociones que aún nos transmiten.
    Simplemente hermosas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hay tantas que me gustaría poner en el blog Luciana!, que se haría eterno, pero éstas sin duda son nuestras favoritas, me alegra leerte, un abrazo guapísima!

      Eliminar
  5. Qué hermosura Beth, gracias por esta entrada tan maravillosa,leer de nuevo esas palabras tan queridas es una delicia, todas me gustaron mucho pero siempre voy a quedarme con los caballeros Austen, la carta de Darcy y LA carta del Capitán, ay Dios!...cómo me gusta más cada vez que vuelvo a leer Persuasión :)
    Un abrazo!
    Jazmín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te comprendo perfectamente Princesa!, las cartas de los caballeros Austen siempre nos cautivan, por muchas veces que las leamos.. por eso las he elegido entre tantas y tantas que me gustan... un abrazo muy grande!

      Eliminar
  6. MAGIA MAGIA PURAAA,
    que gusto conocerte, me tienes de seguidora ¿como no? ¡me cautivaste¡

    GRACIAS,

    besos muchos ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tramos, me encanta que te guste el blog, gracias por tus palabras!, un abrazo!

      Eliminar
  7. Me encanta!!!!!! Son perfectas, preciosas...sin palabras

    Saludos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...