Mis Rincones Favoritos

martes, 24 de abril de 2012

Caballeros de Ayer y Hoy

Dicen por ahí que, en algún lugar del planeta podríamos encontrar a nuestro doble, si no lo hallamos nunca, quizás lo perdimos entre las sombras del pasado...

Robert Cornelius y David Morrissey


Samuel Butler (1854) y Sacha Baron Cohen


Jhon Allan, un criminal convicto (1870) y Jacke Gyllenhaall


Jhon Ford y Jerry Seinfeld


Alexander Horsburgh Turnbull (1891) y Keanu Reeves


Jhon Ford (drector del Teatro Ford) Y Jared Leto




Soldado Australiano de la 2ª Guerra Mundial y Nicholas Cage


Prisionero Político Irlandés (1857) y Josh Hartnett


Nathaniel Prentice Banks (Governador de Massachusetts) y Justin Bartha


El fotógrafo Edward Steichen (1917) y Aidan Quinn


Hermann Rorscharch ,psiquiatra suizo(1884-1922) y Brad Pitt


James Stark (1850) y Michael Fassbender

¿Casualidades?, ¿parecidos aceptables?,¿bucle inexplicable?... yo lo dejaría en anécdota curiosa, pero ¡quién sabe!, quizás en algún punto del espacio-tiempo encontremos una réplica de nosotros mismos que nos asombre ó revele el misterio... (¡consultaremos con Mulder y  Scully!)  ;)




11 comentarios:

  1. Hola Beth, me encantó la entrada, muy divertida y realmente te llama la atención y te pone a pensar en esos misterios de los parecidos, será que en algún punto existirá un parentesco lejanísimo entre ellos? o cada uno de nosotros(como tú dices)tiene su doble exacto en algún sitio, pasado, presente o futuro?
    Había visto algunos de estos casos previamente, qué peculiar...
    Tengo pendiente leer tu entrada anterior pero quiero leerla con tiempo para disfrutarla bien.
    A propósito, pasa por mi blog cuando tengas un tiempito que tengo unos premios blogers para tí.
    Un beso!
    Jazmín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo de tu linda casa de agradecerte el detalle que has tenido conmigo, gracias de nuevo desde aquí, Jazmín.Un abrazo linda.
      Beth.

      Eliminar
  2. La foto de Jared me ha dejado...:-O ¡Qué maravilla! Junto a el parecido más que razonable de Aidan, es increíble que por ahí, podamos encontrarnos un doble nuestro y mejor si es de épocas pasadas...¡Tiene su gracia! Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llamó la atención que hay verdaderos clones rulando por ahí, te imaginas darte la vuelta a la esquina y encontrarte que, la que te mira en la otra acera eres tú?, jajaja, mejor que nos mire un clon de Fassy!, pero como el original no hay otro ¿verdad?
      Besos!!

      Eliminar
  3. Es asombroso!! Son unos parecidos increíbles. Ay, me encantaría tener a mi doble en el siglo XIX. Dónde encontrarla... Voy a soñar: sería un escritora o pintora que viviera en una casa pintoresca llena de rincones fantasmales y libros por todos lados. Seguro que tendría un gato, el doble de mi Garfield, claro.

    Maravillosa y curiosa entrada. La he disfrutado muchísimo.

    Besos!
    Ana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Beth, que fabulosos tus descubrimientos! es increíble el parecido en todos los casos, en algunos parece la misma persona con otra vestimenta! Qué interesante!
    Yo sí me he cruzado con al menos, dos dobles míos, y por referencias de otras personas, sé que en mi ciudad hay otra más. Jejeje, será que tengo una cara común (o el molde era muy bueno y se usó varias veces!)
    Seguiré pasando por aqui...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Verdaderamente interesante, en especial algunos, que son muy parecidos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Por Dios! Qué parecido... Eres una gran detallista, amiga.
    Pienso igual que Ana, ya quisiera saber que tuve un doble idéntico a mí en el siglo XIX o XVIII... ¿a qué se dedicaría? ¿Qué caballero la cautivaría?... :D

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Alucinantes! Algunos me han dejado ojiplática :D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...